Chascarrillos

Lo interior es lo que importa… ¿a esto se refería?

Somos tan malos que nos da risa cuando es otro el que sufre un percance. Sin embargo, cuando ese otro está tan cerca, parece como si nos salpicara su angustia y algo nos tapara la boca al momento de soltar la carcajada que, sin dudar, subió por nuestra garganta.

¿Riámonos del salpicado?

¡Aprovechemos, ahora que no somos él!

Añade Un Comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario